Catalent

Catalent levanta tercera planta en Argentina

Ni la cuarentena ni el recesivo mercado local constituyó un freno para la norteamericana Catalent. La firma que fabrica cápsulas blandas famosas como las del análgésico Actron o la del antiespasmódico Buscapina, definió ampliar la estructura de su complejo industrial de Loma Hermosa, en la provincia de Buenos Aires.

Para ello, la compañía inyectará un monto cercano a los u$s 5 millones a fin de levantar su tercera planta en el país y poder agregar un volumen de fabricación extra de 10.5 millones de unidades anuales. En la actualidad el site bonaerense soporta una capacidad instalada de entre 3,5 y 4 mil millones de cápsulas al año.

La nueva planta segregada tendrá particularidades específicas. Será para la elaboración de cápsulas blandas de alta potencia, –highly API’s, de acuerdo a su denominación en inglés-. Así, el proyecto apunta a que las instalaciones respondan a un rango más amplio de demanda de la industria, vinculado a tratamientos de alta complejidad en áreas como la de oncología, un segmento que muestra una permanente innovación y dinamismo.

La iniciativa, que está bajo las riendas de Hernán Mellone, el gerente general de Catalent en la Argentina prevé completarse para finales del 2021, momento en el que la empresa estará en condiciones de cortar las cintas de forma oficial. En 16 meses, la tríada de plantas argentinas se mantendrá en sinergia con las dos locaciones de manufactura que la multi tiene en San Pablo. Una está ubicada en el municipio de Indaiatuba y la otra en Sorocaba. Toda la dinámica de la región está bajo el mando del argentino Sergio Alter.

La tercera planta local se sumará a las dos ya operativas que abastecen al mercado interno a través de la fabricación de cápsulas blandas emblemáticas como las del antiespasmódico Sertal de Roemmers; o las del analgésico Ibuevanol de la británica GlaxoSmithKline. En simultáneo apuntan al mercado externo con exportaciones hacia América LatinaEstados Unidos Europa. Este hecho que se reforzará con la inauguración del año próximo.

Otros fabricantes de cápsulas blandas en el país son la norteamericana Pfizer, que hace tres años, y bajo la gestión de Edgardo Vázquez cortó las cintas de un espacio adaptado en la planta porteña de Villa Soldati. También Dromex, el laboratorio de capitales nacionales propiedad de Julio Scardigli y Oscar Andrés, que desde el 2013 tiene su planta de softgel en el parque industrial de Ezeiza.

Fuente: Pharmabiz



Abrir chat