planificación y el control de la producción

La importancia de la planificación y el control de la producción

¿Por qué es tan importante la planificación y el control del proceso de producción de una empresa? Daremos respuesta a esta pregunta a lo largo de este post viendo los objetivos y las ventajas de planificar y controlar el proceso de producción.

 

Beneficios de planificar y controlar la producción

La planificación y el control son un ingrediente esencial para el éxito de una correcta gestión de la producción. Los beneficios de la planificación y el control de la producción son los siguientes:

  • Garantiza que se logre una utilización óptima de la capacidad de producción, mediante una programación adecuada de los elementos de la máquina, lo que reduce el tiempo de inactividad y el exceso de uso.
  • Garantiza que el nivel de inventario se mantenga en niveles óptimos en todo momento, es decir, que no haya exceso o falta de existencias.
  • También garantiza que el tiempo de producción se mantenga en un nivel óptimo y, por lo tanto, aumenta la productividad.

 

Planificación de la producción

La planificación de la producción es imprescindible para gestionar la programación, el despacho, la inspección, los niveles de inventario, los suministros y los equipos.

Básicamente, con la planificación de la producción se consigue dar respuesta a las siguientes preguntas: qué producir, cuándo producir y cuánto producir.

 

Objetivos de la planificación de la producción

Implica una visión a largo plazo en la planificación global de la producción. Por lo tanto, los objetivos de la planificación de la producción son los siguientes:

  • Asegurar la cantidad correcta de materiales que se necesitan en cada momento y que estén disponibles durante los tiempos de producción.
  • Garantizar que la utilización de capacidad esté en sintonía con la demanda prevista en todo momento.

La planificación de la producción se encarga de dos estrategias básicas: la planificación de productos y la planificación de procesos.

Se realiza en tres niveles temporales diferentes, es decir, la planificación a largo plazo que se ocupa de la planificación de instalaciones, la inversión de capital, la planificación de emplazamientos, etc.; la planificación a medio plazo se ocupa del pronóstico de la demanda y la planificación de la capacidad y, por último, la planificación a corto plazo que se ocupa de las operaciones diarias.

 

Beneficios de la planificación de la producción

Una planificación de la producción bien pensada garantiza que el proceso de producción global se optimice y proporcione los siguientes beneficios:

  • Se puede estimar la producción a medio y largo plazo y responder con tiempo ante posibles imprevistos para cumplir los plazos de entrega
  • Se conoce con antelación si es posible cumplir el plazo de entrega con la capacidad actual
  • Se puede informar con la suficiente antelación a los proveedores para que las materias primas las tengamos justo en la cantidad que necesitamos y en la fecha requerida
  • Se reduce la inversión en inventario.
  • Se reduce el coste total de producción al impulsar la eficiencia.

 

Cómo realizar la planificación de producción

Para realizar la planificación de producción, previamente, es necesario conocer toda la información de cada uno de los procesos de producción, como tiempos, cantidad de recursos necesarios, materiales, plazos de entrega… por lo que antes es necesario realizar un análisis de métodos y tiempos.

Una vez obtenida toda la información hay que introducirla en un software específico para tal caso, mediante diagramas de Gantt, o bien, puedes realizar la planificación de la producción en Excel.

Tomando de base un plan de producción, se trata de repartir los productos entre los diferentes procesos, estableciendo prioridades, teniendo en cuenta su capacidad, para calcular si es posible cumplir los plazos de entrega establecidos.

En caso de no ser posible, podemos determinar qué proceso necesita un aumento de capacidad, bien aumentando el número de operarios en ese proceso, mediante horas extras, o aumentando el número de turnos.

En cualquier caso, el fin es realizar una simulación del proceso de producción que refleje fielmente su funcionamiento en la realidad y podremos dar solución a posibles imprevistos, además de poder medir el impacto de cualquier cambio o mejora que se introduzca en el proceso.

 

Control de Producción

Realizar un control y seguimiento de la producción nos permite comprobar que los avances producidos se ajustan a los avances estimados en la planificación de la producción.

Se garantiza que se puedan alcanzar los objetivos de producción requeridos y la utilización óptima de los recursos.

 

Objetivos del control de la producción

Los objetivos del control de la producción son los siguientes:

  • Comprobar que los niveles de inventario son los correctos
  • Comprobar que cada proceso tiene los materiales que necesita
  • Comprobar que se están realizando las tareas planificadas
  • Reajustar la planificación de la producción conforme a los avances obtenidos (o los posibles retrasos) y analizar sus causas.

 

Ventajas del control de producción

Las ventajas del control de producción robusto son las siguientes:

  • Garantizar un flujo fluido de todos los procesos de producción
  • Asegurar ahorros en los costos de producción, mejorando así el resultado final
  • Control del despilfarro de recursos
  • Asegurar que los productos se despachan dentro de plazo

La planificación y el control de la producción nos permite obtener la capacidad del proceso de producción además de servirnos de base para medir el impacto de futuras mejoras realizadas mediante la implementación de herramientas lean manufacturing.



Abrir chat